HISTORIA DE LOS ACEITES ESENCIALES

El uso y conocimiento medicinal de los aceites esenciales se remonta a la antiguedad, los egipcios, los chinos, los romanos, los àrabes, los griegos, las empleaban, tanto en medicina como en cosmètica.
 
un aceite esencial, es extraer el alma de una planta, no solamente su fragancia, es todo su poder medicinal, con un aceite esencial se transporta, se genera sensaciones.
 
un aceite esencial, debe ser extraido con rspeto hacia la naturaleza, se debe conocer la planta que se và a utilizar, conocer en què momento del dìa debe cosecharse, y realizar un proceso adecuado a la planta. para obtener un producto de alta calidad.
 
no debemos desconocer que primero fueron los alquimistas y los indìgnas quienes emplearon las plantas con fines medicinales, de ellos se extrajo (parte) del conocimiento, y en universidades se apropiàron del ese conocimiento para determinarlo como su propiedad, pero el conocimiento pertenece a todos.
 
 
Los aceites esenciales en las plantas pueden encontrarse en las diferentes cèlulas oleìferas (JENJIBRE CÙRCUMA VAINILLA), en los canales secretorios (PINO, ARTEMISA, ANÌS), en las glàndulas ( CÌTRICOS, EUCALIPTUS) o en los tricomas.
 
 
el nombre: "aceite", viene de su textura, pues al tocarlo parece grasoso, pero al evaporarse, no deja ninguna huella ni mancha, solamente una tènue fragancia y un recuerdo sensorial agradable.
 
la variada actividad biològica de terpenoides como agentes quimiopreventivos, principios activos y coadyudantes en el tratamiento de arteriosclerosis, trombosis, y como vehiculo para facilitar la pnetraciòn trandèrmica de muchos medicamentos de uso tòpico.
 
los aceites esenciales son agentes anti bacterianos, anti fùngicos, exhiben propiedades anti diabèticas y anti virales.
 
es importante el uso de aceites esenciales como calmantes, tranuilizantes o al contrario estimulantes, en generl como agentes que actuan sobre el estado de ànimo.
(Elena E, Stachenko) UNIVERISDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER.
 
en estudios recientes, desde la dècada de los ochenta, se propone la teorìa de la memoria del agua, lo  que sin duda alguna aportarà un respaldo a la infinidad de oportunidades medicinales que tienen los hidrolatos.
 
 

PRECAUCIONES EN SU USO.

  •  la mayor parte de los aceites esenciales no pueden aplicarse en su estado puro directamente sobre la piel, ya que están altamente concentrados y pueden quemar la piel.
  • Antes de aplicarlos es necesario diluirlos en otros aceites -conocidos como aceites bases- o en agua.
  • Los aceites esenciales no deben ingerirse.
  • No deben entrar en contacto con los ojos. En caso de hacerlo es necesario lavarse los ojos con abundante agua, evitando tocarse con las manos.
  • Deben usarse con moderación en mujeres embarazadas y niños.